Saltar al contenido
Dieta vegana

Mira el poder que tiene el Kuzu ¡Impresionate!

El kuzu es mucho más que un espesante.

En medicina China es muy utilizado por su poder curativo.

El kuzu aporta una buena textura a las cremas, salsas y sopas.

Además, proviene de las raíces de la planta leguminosa trepadora Pueraria lobata.

Quizás te pueda interesar: Alivia la fibromialgia con estos alimentos ¡Míralos!

Una vez que estas se muelen, lavan y deshidratan, producen un polvo de almidón muy puro que se utiliza como un espesante en la cocina.

¿Cómo puedo preparar el kuzu?

El kuzu tiene muchas utilidades, puesto que adquiere una consistencia de gelatina y como lo mencionamos anteriormente es genial para aportar textura a salsas, sopas, crema y hasta helados, flanes o mermeladas. 

Lo mejor es que no contiene gluten y es muy digestible.

Para prepararlo, debes hacerlo de la siguiente manera:

  • Disuelvelo en frío en agua, té, caldo, zumo o leche vegetal y luego calienta cinco minutos, revolviendo.
  • Una cucharadita de café de tres a cinco gramos es suficiente para espesar un cuarto de litro de líquido.
  • Su sabor es neutro, por lo que combina tanto con dulce como con salado.
  • Casa a la perfección con miso y salsa de soya tipo shoyu o tamari.
  • Se conserva en lugar seco, a temperatura ambiente.

¿Y si lo utilizo de manera medicinal?

Para usarlo de manera medicinal se diluye una cucharadita en un vaso de agua fría y se calienta sin que llegue a hervir, hasta que se espese. 

Se toma caliente, de una a tres veces al día.

No se le conoce toxicidad, ni siquiera a dosis elevadas.

Sin embargo, no excedas la cantidad recomendada.

Datos curiosos del kuzu

Entre los nutrientes que contiene destacan los hidratos de carbono.

Aunque también contiene fibra y minerales.

Además, es rico en componentes fitoquímicos de gran calidad, como flavonoides, saponinas, isoflavonas, cumarinas y daidzeína, los responsables de sus propiedades medicinales.

Dudas sobre el kuzu

  • El arruruz no se parece al kuzu, ya que este proviene de la planta Maranta arundinacea y no tiene propiedades medicinales conocidas.
  • El kuzu es similar al clásico almidón de maíz pero con la diferencia de que una cucharadita de 5 g de kuzu equivale a una cucharada sopera de 15 g de almidón de maíz.
  • Gracias a su fibra y sus flavonoides no estriñe.
  • Equilibra la microflora intestinal.
  • Mejora la absorción de nutrientes.
  • Activa el sistema inmunitario.
  • Regenera las vellosidades intestinales.
  • Restaura la movilidad peristáltica.
  • Es útil en caso de estreñimiento, diarrea, gastoentritis o colon irritable.
  • Es ideal para úlceras y ardores de estómago porque protege y cicatriza la mucosa estomacal.

Poder en afecciones respiratorias

Suaviza la mucosa pulmonar.

Resulta útil, sobre todo si se asocia con la ciruela umeboshi, en procesos infecciosos como resfriados, tos, bronquitis , asma y en alergias con rinitis.

En los casos de gripe, reduce la fiebre, favorece la transpiración y calma la congestión y dolores.

Uso contra el alcoholismo

Curiosamente, el kuzu tiene un efecto muy importante en la ingesta de alcohol y se usa en curas de desintoxicación etílica.

Además, ejerce una acción ansiolítica muy útil en la deshabituación del tabaco y otras drogas.

El extracto de su flor alivia los efectos de la resaca, desintoxica el hígado y previene la cirrosis.

¿Cómo actúa el kuzu en mi organismo?

El kuzu es vasodilatador:

  • Favorece el riego cerebral y reduce el estrés y el insomnio.
  • Relaja, se utiliza para tratar cefaleas y migrañas.
  • Mejora la capacidad cognitiva.
  • Está recomendado en la hiperactividad infantil, ya que es fácil incluirlo en su dieta disuelto en zumo.

¿Cómo preparar el kuzu en caso de fiebre?

  • Disuelve una cucharadita en un poco de agua.
  • Calienta en un cuarto de litro de agua hasta que transparente.
  • Añade media ciruela umeboshi o media cucharadita de pasta ume y unas gotas de shoyu.
  • Cuece un par de minutos a fuego lento
  • Toma caliente, se recomienda en las tardes.

¿Alivia también otros trastornos?

Sí, debido a sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, se usa como un remedio casero en trastornos como dolor muscular, fatiga, neuralgias, acidez, indigestiones, diarreas, alergias, resfriados y tos.

También, es útil en sorderas debidas a mala circulación.

Aparte, entre sus componentes tiene saponinas y cumarinas, isoflavonas puerarina, daidzeína y miroestrol, que regulan los niveles de estrógenos.

Es una alternativa natural para reducir los sofocos, sudoraciones, insomnio y otras molestias de la menopausia.

Por último, aunque contiene una gran cantidad de almidón, su riqueza en fibra soluble enlentece la absorción de la glucosa.

Esto quiere decir, que las personas con diabetes pueden consumirlo sin problema.

Su efecto vasodilatador mejora la visión y protege el sistema cardiovascular.

¿Genial no?