Saltar al contenido
Dieta vegana

Aprende a preparar tus propios aceites aromáticos

Los aceites aromáticos hacen que tus recetas favoritas se llenen de sabores muy deliciosos.

Además, tienen una muy buena relación con la salud.

Para preparar tus propios aceites aromáticos no hay que tener muchos ingredientes.

Simplemente, necesitas aceite de oliva virgen extra , especias y algunas plantas aromáticas.

Quizás te pueda interesar: ¿Cómo hacer que tus niños beban más agua?

Al combinar estos ingredientes , salen unos deliciosos aceites aromáticos.

Acá te mostramos a continuación algunas recetas para que los prepares tu mismo en casa:

Aceite con guindilla

guindilla aceite aromáticos

La guindilla es un ingrediente antiinflamatorio que favorece la digestión y combate los gases y el estreñimiento.

Para preparar aceite de guindilla simplemente corta 20 gramos de guindillas secas en aros, también se pueden colocar enteras.

Luego, sumérgelas en medio litro de aceite. Deja que repose y prueba de vez en cuando, hasta que alcance la intensidad que deseas.

Y listo para agregar a tus platos favoritos.

Aceite de orégano aromáticos

aceite de orégano aromáticos

Esta planta medicinal y aromática orégano contiene propiedades digestivas, antioxidantes y expectorantes.

Para hacerla , solo deja 2 cucharadas de orégano seco, 2 hojas de laurel y media cucharadita de sal en 250 ml de aceite durante 3 semanas.

Después, fíltralo. Es perfecto para ensaladas con tomate y platos de cocina italiana.

O también para otros platos que te gusten.

Aceite de azafrán

aceite de azafrán aromáticos

El azafrán es antidepresivo.

De hecho, en forma de suplemento puede sustituir a los medicamentos en casos de depresión leve.

Para prepararlo, basta con 2 gramos de hebras de azafrán por cada cuarto de litro de aceite.

Se deja reposar un mes, y no hace falta filtrarlo.

Este aceite marida con arroces, cremas y purés de verduras.

Además, le da un toque muy especial a la veganesa.

Aceite de tomillo y romero

aceite de tomillo y romero

El tomillo es un reconocido antiséptico, es muy eficaz para prevenir la proliferación de virus y bacterias patógenos en el tracto respiratorio y digestivo.

El romero en cambio, es una planta adaptógena.

Esto quiere decir que te hace sentir con más energía para afrontar las dificultades que puedas tener en tu salud.

Para hacer este aceite, sumerge 2 ramitas de romero fresco y 2 de tomillo limonero en 250 ml de aceite de oliva virgen extra.

Luego, añade una pizca de sal y agítalo.

Deja que repose 3 o 4 semanas y fíltralo. Con este aceite puedes marinar tofu o tempeh.

Aceite de albahaca

aceite de albahaca

La albahaca es muy beneficiosa, es digestiva y puede evitar los espasmos del estómago.

Para preparar este aceite, primero lava a conciencia unos 15 gramos de hojas frescas de albahaca y luego sécalas muy bien.

Después, sumérgelas en 250 ml de aceite de oliva virgen extra.

Opcionalmente puedes añadir una pizca de sal y 1 diente de ajo. Deja que repose 3 semanas y filtra.

Y listo, perfectamente puedes usarlos en tus comidas.

Mezcla extra

Esta mezcla extra consiste en colocar 75 gramos de jengibre en láminas, la piel de una naranja sin la parte blanca y un palo de canela en 250 ml de aceite de oliva virgen extra.

Luego, deja que infusione a 65 ºC durante 3 horas.

Después, déjalo reposar en la nevera y fíltralo.

Este aceite es muy adecuado para postres, masas, dulces de panes y galletas.