Saltar al contenido
Dieta vegana

Aprende a preparar tofu casero con limón ¡Delicioso!

El tofu es la fuente de proteína más utilizada en el mundo vegano.

Es el resultado de mezclar soya, agua y un coagulante que determina el sabor y la textura resultante.

La gastronomía asiática es la responsable que actualmente el tofu esté entre nosotros y cada vez está consiguiendo más adeptos no solo en el entorno vegano-vegetariano, sino también fuera de él, como una propuesta gastronómica más que reúne sabor y salud en un único producto.

Es por esta razón que a continuación te enseñaremos cómo preparar tofu caser con limón:

tofu

Para preparar el tofu es necesario utilizar un agente coagulante, que aglutine las proteínas de la soya y las separe del suero.

Los más habituales son el sulfato de calcio y el cloruro de magnesio, aunque también es muy práctico utilizar simplemente limón.

Algunas características de los coagulantes son:

  • Sulfato de calcio. Es el primer coagulante mineral que se utilizó y el que se suele emplear para preparar el tofu de origen chino. Este coagulante no es otra cosa que yeso y lo emplea con frecuencia la industria alimentaria.
  • Cloruro de magnesio o nigari. Los japoneses, en cambio, prefieren hacer el tofu concloruro de magnesio, una sal extraída del mar que se conoce como nigari. Este producto, con el aspecto de pequeños cristales blancos, deja un sabor agrio una vez disuelto en agua.
  • Limón. Cada vez es mas sencillo conseguir nigari en tiendas de productos biológicos, pero si lo preferimos podemos utilizar limón, una fruta que solemos tener siempre a mano y que es mucho más fácil de encontrar en cualquier supermercado.

Cualquiera de ellos funciona para preparar tofu casero, pero brindarán consistencias distintas.

  • Con el sulfato de calcio se obtiene un tofu tierno, rico en calcio, pero quebradizo, ideal para dar ligazón a unas croquetas.
  • Si utilizas el nigari, obtendrás un tofu dulce, algo más consistente y uniforme.
  • Si usas limón, obtendrás un tofu consistente y algo más ácido. Puedes compensar ese extra de acidez marinándolo con tamari, salsa de soya, salsa teriyaki u otras especias.

¿Cómo preparar el tofu casero con limón?

  • En primer lugar, agrega el jugo de un limón en un litro de leche de soya caliente (entre 50-60º C) y remueve la mezcla lentamente con una cuchara de madera.
  • Después déjalo reposar durante media hora, aproximadamente.
  • Finalmente introdúcelo en un cedazo, comprimiéndolo bien, para que pierda todo el suero y adquiera su consistencia.

El tofu es bajo en calorías, con cantidades relativamente grandes de proteína y muy poca grasa.

Es rico en hierro y dependiendo del coagulante usado durante su manufactura, puede también tener altos contenidos de calcio o magnesio.

El tofu es muy empleado en la cocina japonesa , que le ha dado fama en Occidente, pero su uso está también muy extendido en China y en la cocina asiática en general.

Quizás te pueda interesar: Sácale provecho a lo dulce con estas dos deliciosas recetas en vasos

Si se cocina con alguna especia el tofu toma el sabor de la misma, lo que hace de él un buen ingrediente para guisos y sopas especiales. Ningún producto animal interviene en su elaboración, siendo por ello ampliamente usado como sustituto parcial de la carne por los vegetarianos.

¡Disfruta de este delicioso tofu casero con limón!