Saltar al contenido
Dieta vegana

Boles para llenar de energía tus desayunos

Normalmente cuando escuchamos la palabra boles nos imaginamos los cereales.

Pero, no necesariamente se sirve cereal en ellos, es por esto que acá te mostraremos varias recetas para preparar desayunos en boles y además llenarte de energía.

Estas recetas están llenas de nutrientes y con gran variedad de sabores desde lo salado hasta lo dulce.

Es importante que tengas presente, que para hacer un buen bol de desayuno no necesitas muchos ingredientes, solo los que te gusten y combinen bien.

Quizás te pueda interesar: Cómo preparar deliciosas recetas con papas

Puedes aprovechar cereales y legumbres que tengas en la nevera ya cocidos, fruta, verduras, semillas y frutos secos.

Gachas o porridge

Para preparar gachas o porridge puedes poner en remojo toda la noche la avena con la leche vegetal.

Así las tendrás recién hechas y tiernas, gracias a la cocción . También puedes dejarlas en la nevera y calentarlas al día siguiente.

Prueba combinaciones dulces y saladas con frutas, chocolate, frutos secos, semillas, hortalizas al vapor o cocidas (calabaza, zanahoria) o a la plancha (champiñones, setas).

Para completar tus gachas ponles un puñadito de semillas de chía o de lino rotas y otro puñadito de frutos secos.

Puddings y cremas

Para preparar estos, necesitas una batidora para hacer una crema muy sabrosa.

La base es plátano o aguacate y para el sabor puedes usar cacao, canela, vainilla, otras frutas al gusto, entre otros.

Corona tu crema con semillas y frutos secos para un extra de proteínas y omega 3.

Si te gusta desayunar salado también puedes hacer cremas con zanahoria, calabaza o patatas.

Boles mixtos

En los boles mixtos, se trata de desayunar un poco de todo de manera equilibrada.

Puedes mezclar legumbres cocidas y escurridas como judías, lentejas o garbanzos, con quinoa, arroz integral, alguna hortaliza al vapor , rodajas de aguacate y tomate.

Ahora, es momento de ofrecerte algunas recetas que podrás preparar de forma sencilla y para disfrutar con energía:

Bol de gachas de avena con coco, quinoa, frutos secos y chocolate

Bol de gachas de avena con coco, quinoa, frutos secos y chocolate

¿Qué necesitas?

  • ⅓ de taza de avena.
  • ¾ de taza de leche de coco.
  • 1 plátano.
  • ½ taza de quinoa cocida.
  • ¼ de taza de almendras peladas,
  • Nueces peladas.
  • 2 cuadritos de chocolate negro.

¿Cómo prepararlo?

  • Primero, mezcla en un bol la avena con la leche de coco y el plátano machacado o bátelo y caliéntalo hasta que esté templado.
  • Luego, tuesta en un sartén sin aceite la quinoa con los frutos secos, a fuego medio, hasta que estén fragantes.
  • Por último, coloca la quinoa y frutos secos sobre tu porridge y acábalo con el chocolate picado en trocitos y listo.

Bol de cacao con frutas y semillas

Bol de cacao con frutas y semillas

¿Qué necesitas?

  • 1/2 taza de bebida de soya o coco.
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo.
  • Un plátano.
  • 4 dátiles (sin hueso).
  • Semillas de chía
  • 1 cucharadita de semillas de lino.
  • Frutas desecadas (manzana, pasas).

¿Cómo prepararlo?

  • En primer lugar, usa una batidora para mezclar todos los ingredientes excepto las frutas desecadas y caliéntalo hasta que esté templado.
  • Luego, pon las frutas desecadas por encima y sírvelo.

Bol de desayuno mixto

Bol de desayuno mixto

¿Qué necesitas?

  • ¼ de taza de judías pintas cocidas y escurridas.
  • Quinoa cocida.
  • 1 tomate de pera.
  • Aguacate.
  • 2 cucharadas de pipas de calabaza.

¿Cómo prepararlo?

  • En primer lugar, pica el tomate, aguacate y mézclalo en un bol con el resto de ingredientes.
  • Caliéntalo para que esté templado o caliente y añade alguna hierba o especia que más te guste , como el cilantro por ejemplo.

Bol de boniato

Bol de boniato

¿Qué necesitas?

  • ½ boniato cocido o al vapor.
  • Aguacate.
  • 6-8 tomates cherry.
  • Semillas de sésamo tostado
  • Una pizca de sal.

¿Cómo prepararlo?

  • Primero, corta el boniato en dados, el aguacate en daditos o lonchas y los tomates en mitades.
  • Después, mézclalo todo en un bol y caliéntalo un par de minutos.
  • Finalmente, añade por encima el sésamo y sal al gusto.
  • Listo para servir y consumir.