Saltar al contenido
Dieta vegana

Descubre cuáles son las ventajas de la dieta alcalina

La dieta alcalina se refiere a los alimentos ricos en vegetales.

En la medicina naturista, se dice que el organismo tiene equilibrios químicos.

Esto se refiere a la acidez o alcalinidad de los fluidos corporales, especialmente de la sangre.

En tal sentido, los alimentos vegetales favorecen este equilibrio.

La acidez promueve la osteoporosis o las alteraciones hormonales, inmunitarias y metabólicas.

Quizás te pueda interesar: Setas para reducir el riesgo de demencia y consejos

La alimentación alcalina se relaciona con una serie de beneficios para la salud. 

Descubre a continuación cuáles son las ventajas de llevar una dieta alcalina:

La dieta alcalina previene la osteoporosis

Si el organismo se acidifica, recurre a las reservas de calcio de los huesos.

Esto quiere decir que pierden densidad y puede desarrollarse una osteoporosis. 

El exceso de proteínas en la dieta puede ser una de las principales causas de fragilidad ósea.

Equilibra el sistema hormonal

Si consumes más alimentos que aumentan la alcalinidad en la orina, esto mejora la secreción de la hormona de crecimiento.

Esto, reduce el riesgo cardiovascular, potencia la memoria y la cognición. 

También influye en la secreción de hormonas a través de la acción del magnesio.

Reduce el riesgo de diabetes

La dieta alcalinizante ayuda a prevenir la acidosis crónica metabólica que puede llevar primero a la resistencia insulínica y al síndrome metabólico.

Luego a la diabetes de tipo 2 , según expertos nutricionales.

Previene y ayuda a tratar el cáncer

La dieta alcalina con antioxidantes puede prevenir carcinomas de orofaringe, esófago, estómago, útero e intestino que parecen asociados a alteraciones del pH.

Algunos tratamientos de quimioterapia son más eficaces y menos tóxicos en un medio alcalino favorecido por la dieta a base de vegetales.

Regula la tensión arterial

El potasio que abunda en frutas y hortalizas compensa el efecto del sodio, un mineral que incrementa la acidosis y que se relaciona con la hipertensión arterial.

Es decir, la dieta alcalina puede evitar también los infartos de cerebro y corazón.

Menos infección

Los alimentos alcalinos pueden evitar las infecciones asociadas a la acidificación de la orina, como las urinarias.

El tratamiento con plantas como el arándano rojo también resulta más eficaz si la orina es más alcalina.

¿Cómo tener una dieta alcalina?

dieta alcalina

Si quieres tener una dieta alcalina debes agregar a lo largo del día una fuerte presencia de frutas y verduras frescas.

Además debes tener en cuenta que la cocción de los alimentos les resta poder alcalinizante, con lo cual conviene consumir a diario frutas y verduras crudas, junto a hortalizas y tubérculos.

Por lo tanto, son ideales las sopas de verduras con patatas, apio, zanahorias o calabaza, así como las preparaciones al vapor.

Los cítricos, a pesar de su sabor ácido, también resultan alcalinizantes una vez digeridos.

De hecho, son recomendables los zumos caseros de cítricos acompañados, si se desea, de apio, manzana, pera, zanahoria, uva o cereza.

No obstante, es importante estar al tanto del tipo de tierra donde crecieron, es decir, si proceden de cultivos ecológicos o de cultivos intensivos con fertilizantes y plaguicidas que alteran el PH del suelo.

El cuidado de la agricultura va ligado al cuidado de la salud, pues el tipo de suelo y su PH pueden influir en el contenido mineral y en el equilibrio de la propia planta.

A continuación mira cuáles son las frutas y hortalizas con más potencia alcalina:

  • Frutas más alcalinizantes: Uva pasa, higo seco, uva negra, plátano, albaricoque, cereza, naranja, limón, manzana.
  • Hortalizas más alcalinizantes: Espinaca, apio, zanahoria, calabacín, patata, lechuga, berenjena, tomate, cebolla, brécol y coles en general.