Saltar al contenido
Dieta vegana

Descubre el agua que le da vida a tu piel ¡La magia de lo natural!

El agua es vida, es lo que hace que nuestra piel tenga se mantenga.

Existen aguas cosméticas, ligeras y refrescantes, que con sus sustancias hacen que la piel esté natural y agradable.

Si obtienes y mantienes una buena hidratación de la piel , esto garantiza su elasticidad, luminosidad y buen aspecto.

Quizás te pueda interesar: Dile adiós al dolor de migraña con estos remedios naturales

En cambio, aportar agua desde el exterior es casi imposible, ya que la piel es impermeable en un 90%.

¿Cómo mantengo mi piel hidratada?

agua para la piel

Aparte de los beneficios de hidratación que el agua ofrece, se debe tener especial cuidado en incluir en la dieta alimentos que la contengan, como frutas, verduras o infusiones.

De igual modo, se puede evitar la deshidratación protegiéndose con cremas faciales hidratantes.

La principal función de las aguas cosméticas no es la de hidratar sino la de aportar nutrientes disueltos en el agua, o bien limpiar la piel sin resecarla.

Existen diferentes tipos de aguas, cada una con sus propiedades y acá te las explicaremos.

¿Cuáles son los tipos de agua?

Aguas florales

Las agua florales se conocen también como hidrolatos o aguas de destilación, ya que se obtienen al destilar los aceites esenciales.

Luego de la destilación, en la parte acuosa que ha arrastrado el aceite esencial quedan disueltos los principios activos de la planta que les confieren sus propiedades beneficiosas para la piel.

La planta destilada, tiene diferentes propiedades como por ejemplo:

  • El agua de lavanda es relajante y desinfectante, idónea para pieles mixtas.
  • La de hamamelis, es astringente, alivia problemas circulatorios.
  • La de rosas, es ligeramente astringente, se aconseja en pieles grasas.
  • La de manzanilla calma la piel sensible.

Estas aguas se suelen usar como tónicos faciales, porque refrescan, se toleran bien y corrigen pequeñas imperfecciones.

Además, son ideales para pieles sensibles.

Al tener un olor muy agradable y ser aptas para embarazadas y bebés, se emplean igualmente como aguas refrescantes o en lugar de aguas de colonia con alcohol y perfumes sintéticos.

Agua Miscelares

Las aguas miscelares son soluciones acuosas con micelas o microesferas en suspensión.

Se utilizan para limpiar la piel, al aplicar el agua sobre el rostro, las micelas se rompen y liberan sustancias detergentes que arrastran los restos de sudor, sebo o maquillaje.

Al frescor que aportan, se suma que forman una suave espuma y que no han de aclararse. 

Se aplican de una manera simple y se limpian en profundidad sin resecar. 

Si se escoge una sin parabenes, perfumes sintéticos ni tensioactivos irritantes, constituyen una buena opción para la limpieza diaria.

Agua Termales

Las aguas termales, proceden de fuentes termales, lo que las hace ricas en minerales, por ejemplo calcio, magnesio, manganeso, cobre, cinc y selenio. Por su contenido en estos minerales suavizan y refrescan la piel.

Normalmente, se recomiendan para la piel sensible porque calman tras la depilación, protegen frente al envejecimiento prematuro, descongestionan el rostro y disminuyen rojeces e irritaciones.

Existen muchas marcas en el mercado y suelen presentarse en forma de spray.

Es ideal confirmar en la etiqueta que no contengan ningún ingrediente más.

Además, se pueden emplear para fijar el maquillaje, tonificar la piel tras la limpieza diaria o calmar la piel irritada.

Para el tónico facial

Se recomienda el agua de arroz que es un rejuvenecedor que calma, limpia, elimina brillos y blanquea.

Se ponen en remojo 100 g de arroz integral en 300 ml de agua mineral durante 12 horas, luego se exprimen los granos con un paño en el agua y se cuela y listo.