Saltar al contenido
Dieta vegana

Recetas deliciosas con algas desecadas

Las algas desecadas y el alga nori, son una íncreible fuente de proteínas.

Se pueden sumar a diferentes platos o recetas.

Quizás te pueda interesar: Aprende a preparar ricas recetas con soya texturizada y tempeh

Acá te ofreceremos algunas recetas para que puedas preparar con algas desecadas:

Batido de espirulina

¿Qué necesitas?

  • 5gr de espirulina en polvo.
  • Vaso de bebida vegetal de avena.
  • Media manzana verde.
  • Avellana molida.

¿Cómo prepararlo?

  • Vierte la bebida de avena en un recipiente en el que echarás la media manzana pelada y en trozos.
  • Añade dos cucharadas de espirulina y avellana.
  • Una vez lo tengas todo en el mismo recipiente ,batelo hasta conseguir una masa homogénea y espesa que estará lista para ser consumida.
  • Si lo deseas, también puedes añadir hielo picado y hacer aún más refrescante este batido.

Esta bebida es ideal para tu desayuno habitual, ya que aporta proteínas, además de vitaminas como la A, B, E y H.

El aporte mineral es importante, sobre todo el de hierro, calcio, fósforo y magnesio.

Se destaca también, el aporte de clorofila que da, además de una serie de enzimas que el organismo necesita para estar en perfecto estado.

Sopa de algas y setas chinas

¿Qué necesitas?

  • 20 gr. setas chinas secas.
  • 1 puerro.
  • 2 cucharadas de aceite vegetal.
  • 1 cucharada de salsa de soya.
  • 15 gr. algas secas.
  • 1 cucharada de aceite de sésamo.
  • Azúcar.

¿Cómo prepararlo?

  • Pon en remojo las setas en agua templada, solo la justa para que cubra las setas, durante unos 15 minutos.
  • Remoja las algas en agua fría, también 15 minutos.
  • Saltea el puerro, picado en rodajas finas, hasta que se ablande un poco.
  • Añade ¾ litro de agua, la salsa de soya y las setas, con el agua de su remojado y picadas.
  • Deja cocer a fuego suave unos 7 minutos.
  • Incorpora las algas, escurridas ligeramente y picadas un poco, y el azúcar.
  • Acaba la cocción un par de minutos.

Puedes servir este plato en cuencos de sopa y decorar con un hilo de aceite de sésamo.

Si lo prefieres puedes añadir unos fideos chinos para darle un toque más personal.

Ensalada de alga wakame con sésamo

¿Qué necesitas?

  • 15 g de alga wakame deshidratada.
  • 1 pepino pequeño.
  • Vinagre de arroz.
  • Salsa de soya.
  • Gotas de zumo de limón.
  • 1-2 cucharaditas de semillas de sésamo.
  • Azúcar.
  • 1 guindilla pequeña.

¿Cómo la preparas?

  • Cubre las algas wakame deshidratadas con agua tibia.
  • Deja a remojo entre 10 y 20 minutos, hasta que se hayan reconstituido. Escurre y enjuaga.
  • Pela el pepino y cortarlo en bastoncitos finos.
  • Tosta ligeramente las semillas de sésamo.
  • Pica la guindilla, desechando las semillas.
  • Luego,bate en un cuenco el vinagre de arroz, la salsa de soya, el azúcar y el zumo de limón.
  • Por último,añade el sésamo y la guindilla. Mezcla las algas con el pepino y aliña.
  • Listo para servir.

Esta receta puede ser parte de una cena ligera.

Ensaladas de algas con pepino

¿Qué necesitas?

  • 25 g de mezcla de algas deshidratadas (wakame, lechuga de mar, hijiki, nori, entre otros.
  • 1 pepino pequeño o 2 pepinos baby.
  • Semillas de sésamo.
  • Vinagre de arroz.
  • Salsa de soya.
  • Aceite de sésamo.
  • Miel o sirope de ágave.
  • 1 pizca de sal.

¿Cómo lo preparas?

  • Coloca las algas deshidratadas en un cuenco grande y cubre con agua fría.
  • Deja reposar 5 minutos, escurre con cuidado y vuelve a llenar con agua.
  • Deja otros 5 minutos más. Cuando estén hidratadas, colalo y escurre bien, apretando las algas con suavidad.
  • Puedes tostar el sésamo. Para ello sólo hay que colocar las semillas en un sartén sin engrasar y poner a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que se doren, con cuidado ya que se queman con facilidad. (Este paso es opcional)
  • Lava y corta el pepino en rodajas finas o cuartos.
  • Para el aliño, mezcla todos los ingredientes en un cuenco y ajusta la sal al gusto.
  • Reparte las algas en recipientes o coloca todas en una fuente.
  • Añade el pepino, el sésamo y aliña al gusto.

Esta receta es muy saludable ,refrescante y ligera.

Puedes incluirla como primer plato en cualquier menú que desees.