Saltar al contenido
Dieta vegana

Descubre tres formas distintas para preparar rábano negro

El rábano es una planta muy beneficiosa para nuestra salud.

Existen estudios que avalan sus propiedades antioxidantes, depurativas y estimulantes de la función hepática, entre otras.

Además, el rábano negro es una hortaliza muy singular, de piel entre marrón oscura y negra. Su carne blanca es un poco más compacta y picante que la del rábano común.

Quizás te pueda interesar: ¿Quieres saber como tratar la alopecia con fórmulas naturales? ¡Esto es para ti!

¿Cómo puedo preparar rábano negro?

rábano negro

Se recomienda utilizar el rábano crudo, como un ingrediente de lujo en ensaladas o a rodajas muy finas en bocadillos, pero también vale si lo incluyes en zumos (con zanahoria, manzana o hinojo) o en bocaditos y entrantes, para beneficiarte de sus propiedades aperitivas.

A continuación te ofrecemos tres formas distintas para preparar el delicioso rábano negro:

CREMAS

Esta hortaliza es ideal para preparar cremas con cebolla, puerro, coliflor, nabos o zanahoria (un poquito de zumo de limón le va bien).

La cocción suaviza su sabor picante pero es mejor no cocerlo demasiado para no matar su fragancia.

WOK

El rábano negro también lo puedes saltear en un wok junto con otras verduras como col o nabo (añade unas gotas de vinagre de manzana) para darle un sabor más especial si así lo deseas.

CRUDO

Cuando lo emplees en crudo puedes suavizar su intenso sabor picante retirándole parte de la piel, aunque, si es de cultivo biológico y lo toleras bien, es mejor dejarlo sin pelar para disfrutar de todos sus matices de sabor y sus beneficiosos antioxidantes. Solo hay que tener presente que puede ser un poco difícil de digerir para algunas personas.

Su sabor también casa muy bien con espárragos, manzana verde, maíz, jengibre o rúcula.

¿Cuáles son los beneficios del rábano?

Desintegra cálculos biliares: Al solidificarse los cálculos y colesterol en la vesícula, se pueden desintegrar al tomar el jugo de este tipo de rábano.

Reduce el colesterol en la sangre: Cuenta con un efecto hipolipemiante, es decir, que disminuye los niveles de lípidos en sangre.

Ayuda a la función hepática: A ser el hígado un órgano que desempeña varias funciones en el organismo, el rábano es ideal para la depuración del mismo, gracias a sus compuestos orgánicos azufrados.

Propiedades digestivas: Debido a que las enzimas que contiene favorecen la función hepática, resulta perfecto para aquellas personas que presentan una digestión pesada, así como a prevenir alergias estomacales.   

Calma enfermedades respiratorias: Tiene un efecto que ayuda a los bronquios, aclara la garganta y aplaca afonías, así como síntomas del asma,  bronquitis y tos. 

Como lo ves, es muy sencillo preparar esta maravillosa hortaliza que aparte de ser muy sabrosa es beneficiosa para nuestra salud.

Así que no esperes más y atrévete a prepararlo.